Hiperactividad y Agresividad

 

 

Hiperactividad y Agresividad

 

La Hiperactividad infantil es uno de los problemas cada vez más frecuentes en los países desarrollados. Lamentablemente, la agresividad y la violencia también lo son entre jóvenes y adultos.

 

 

Causas alimentarios y otras:

El tipo de alimentación desempeña un papel que cada vez se considera más importante en los trastornos de la conducta. Además de los productos que se aconseja reducir o eliminar, estas sonotras causas de hiperactividad y agresividad.

 

- Desayuno pobre: Los niños que no empiezan el día con un desayuno completo y saludable sufren con mayor frecuencia nerviosismo, fatiga, irritabilidad nerviosa e incluso conductas agresivas. Otro tanto puede decirse de los adultos.

 

- Contaminación por metales pesados: entre ellos plomo y mercurio, un estudio realizado en la Universidad de Pittsburg (EE.UU) mostró que los niños que han sufrido más contaminación por plomo presentan un mayor riesgo de conducta antisocial, delincuencia y agresividad. La carne y el pescado de animales criados en lugares contaminados, cerca de las zonas industriales, suelen ser los alimentos más contaminados por plomo.

 

CONSEJOS:

 

AUMENTAR: Cereales integrales, Germen de Trigo, Vitamina B1.

REDUCIR O ELIMINAR: Azúcar blanca, Bebidas estimulantes (té, café, mate, etc), Bebidas Alcohólicas, Carne, Embelecos.

 

*** GOLOSINAS Y COLORANTE EN LOS ALIMENTOS: Algunos colorantes Artificiales como la TARTRACINA O AMARILLO CREPUSCULO, pueden desencadenar hiperactividad e incluso conductas agresivas, especialmente en niños; por lo que se recomienda leer cuidadosamente las etiquetas de los productos.

MÁS ARTÍCULOS AQUÍ